Thursday, April 29, 2010

NOW



Son casi las seis y tengo hambre, pero bebo agua helada. Llevo un moño encaramado en la coronilla para estar fresquita a pesar de que los rizos luego se me queden mal. Voy vestida de negro y llevo las uñas a juego. Me he acabado un libro (El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza) e inmediatamente después, he empezado otro (Entre héroes y tumbas, de Ernesto Sabato). Me he descargado música comercial y fea, aunque lo he enmendado con Why Try Harder de Fatboy Slim. Tengo ganas de hacer fotos. Tengo ganas de ir de compras. Pero tengo obligaciones en forma de trabajo para la universidad. No me gusta escribir memorias de arte (y menos si son acerca de arquitectura). No me gustan las recensiones acerca de artículos de Arqueología, pero me caen bien los griegos. Mañana voy a Itálica. Seguro que hace calor. Llevaré sombrero y agua. Me sorprende la cantidad de estupideces que puedo escribir acerca de mi propia persona humana en poco rato. Sí, podéis concluir que me aburro (y mucho).


Protegéos del sol llevando sombrero, sed felices y no dejéis que una víbora os ataque.


4 comments:

Alicia said...

¡Ay, qué calor! Pasadlo bien en Itálica, tú y tu sombrero. :D El sábado vuelvo a París, pero ya es la recta final. Dentro de nada estaremos ambas de vuelta en Trujillito, tomando cosas frescas para combatir el calor nocturno con los pies sobre la hierba. ¡Ánimo!

:)*

María said...

te entiendo! este calor es lo peor!!!

Pilar said...

Pero por qué hace tanto calor de golpe??En Madrid es horrible!! :(
Disfruta de Itálica y hazte fotos con el sombrero ;)

Merseidis said...

Itálica..?? eso es un teatro? jajajajaja...

yo tb leí el de Heróes y tumbas, Sabato es Dios! te va a encantar! :)

pd: si, ya estoy levantada ^^

Loved by...

About me

My photo
Elle est enchantée quand elle voit lui...
Licencia Creative Commons
Hedonista de veintitantos por Ana Ávila se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.