Saturday, June 26, 2010

YOUTH NOVELS II


Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella.


Algunos con una pluma, una Olivetti, ante un procesador de texto o, simplemente, sobre una servilleta o papel sucio con lápiz y emborronado, describen a la perfección algunos de los sentimientos más bellos y profundos del mundo. Este verano, Julio Cortázar me dejará leer estas cosas bajo el sol justiciero a la sombra de los eucaliptos mecida en una hamaca por la brisa del Céfiro estival...

Va quedando menos para el final de los finales y un verano que se presenta sin ninguna perspectiva demasiado placentera. No obstante, estos son los mejores: las cosas surgen porque sí y de buenas a primeras, llegará septiembre y habrá sido un gran verano. Lo presiento. El miércoles comienzo a vivirlo. Deseadme suerte en él.

Nos vemos en septiembre (o antes, quién sabe).



4 comments:

goldeghana said...

será lo de siempre un verano expirante, un verano fatal, sobre lo de desearte,... poco tiene aquí que ver la voluntad

http://www.youtube.com/watch?v=Ldo-KhYF41g

manolito said...

No pinta mal eso de los eucaliptos, seguro que será un buen verano.

Suerte!!

P.d: se le echará de menos

Allure said...

¡Vuelve! Echamos de menos tus entradas mordaces e irónicas. Espero que el verano haya ido bien ;)

sept choses malpropres said...
This comment has been removed by the author.

Loved by...

About me

My photo
Elle est enchantée quand elle voit lui...
Licencia Creative Commons
Hedonista de veintitantos por Ana Ávila se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.